sábado, 4 de junio de 2011

2011, una Odisea electoral



Sinopsis.- En el año 2011 la nave electoral Zapatery se encuentra ya en las etapas finales de su largo viaje de 4 años hacia el planeta gaseoso Marzo-12. Casi toda su tripulación se encuentra en estado de hibernación.

Un ordenador de última generación gobierna la nave, HAL 10.90, conocido como “Half-red eye” por sus "ojos" rojos y entornados, unas pequeñas cámaras de vídeo que controlan hasta el último rincón de la nave.

HAL tiene capacidades de detención y procesamiento de toda clase de elementos. Muestra un alto nivel de razonamiento. Es legendaria su capacidad de audición y de lectura de labios. Su soltura en la manipulación de editores de textos le otorga un gran control de la información que obtiene.



Poco antes de llegar al punto de destino, HAL pregunta al Capitán Zap Bean si no tiene dudas sobre su capacidad para llevar a buen puerto la misión. Al responder éste negativamente, HAL se autointerrumpe para anunciar un fallo en una unidad de comunicaciones que podría dar lugar a la pérdida de la conexión con Base Electorado. La información provoca al Capitán un fuerte pasmo que le recluye en su camarote.

La Sargento McHacon y Leiree O’Leiry toman precauciones para que HAL no les oiga hablar sobre la posibilidad de desconectar sus funciones superiores, pero HAL consigue enterarse leyendo sus labios. HAL diagnostica un fallo en el sistema de propulsión: Progresión 2.0. Cuando McHacon sale a realizar la sustitución de la pieza averiada, HAL corta el Cable Primario que une a la Sargento con la nave y ésta se pierde en la inmensidad del espacio electoral.

¿Logrará HAL mantener el control total de la nave Zapatery?

¿Qué hará la tripulación cuando se despierte -si se despierta- en las proximidades de Marzo 12?

¿Dónde se han metido los pilotos Joseph Cucumberman y Pee Pee Boone?

¿Logrará Leiree O’Leiry superar el pánico tras presenciar el terrible final de la Sargento McHacon?

5 comentarios:

jano dijo...

El pérfido HAL (letras que suceden en el abecedario a IBM, compañía que no permitió al director de la película utilizar su marca por ser un ordenador malo y díscolo)no sabemos lo que nos deparará que ya no hemos probado. Pero lo tienen difícil para sorpredernos más aún: ahora mola más el SITEL en manos del HAL Rubalcaba.
Un saludo, Gulliver.

Carmen Quirós dijo...

¡Buenísimo! Me ha encantado.

Neo... dijo...

¡Está usted como una cabra!

Pero de las buenas.


Es muy bueno, maese Gulliver.

Gulliver dijo...

No me llaméis “Halfred eye”, decid simplemente Fred,

Simply Fred

En efecto, Maese Neo, estoy como una cabra (y lo bien que me lo paso, además...).

Dicen que es preciso disponer una pequeña válvula de escape para poder mantener un adecuado nivel de cordura en el duro mundo en que vivimos.
¡qué mejor que estas pequeñas "diócesis" de desparrame virtual!

Un saludo a todos

P.S. Me alegro, amigo Jano de que se le hayan solucionado (al menos de momento) sus problemas con blogger.

jano dijo...

No se corte, Gulliver, y siga con sus viajes tan interesantes.
Más vale ser una cabra loca, pero inteligente y simpática, que un mal cabrón.
Un saludo en las constelaciones.