jueves, 16 de junio de 2011

Romanceando


Soy asiduo visitante de Zapaterías rimadas, el blog de Monsieur de Sans-Foy y disfruto mucho con su arte y su ingenio. Es, además, lugar de encuentro que frecuentan otros fenomenales cultivadores de la poesía satírica como el gran Fray Josepho
Este pasado fin de semana, Monsieur se nos fue de viaje a la Ciudad Eterna. Para que no nos aburriéramos, nos dejó los siguientes deberes:

Esta vez, os voy a proponer las rimas de... un romance.
Aquí las tenéis. Es obligatorio usarlas TODAS. Pero se pueden usar, además, otras rimas asonantes en "ía".
También se pueden cambiar de orden.
Rimas obligadas:
gallina
deprisa
arriba

solía

camisa

borrica

divertía

Felisa

torrijas

¡jolina!
almibar

Isaías
indecisa



Como pueden comprobar, no nos lo puso fácil. ¡A ver quién monta una historia graciosa con esos elementos!
El resultado de mi trabajo fue el que ahora les ofrezco. Espero que no les disguste
Mesié me pide un romance,
será duro juntar rimas
pues propone unas palabras
que, para mí, no combinan,
(¡no sé qué pinta un borrico
con unos postres, jolina!).
Mas habré de dar respuesta
a lo que pide el de arriba
(a Sanfuá yo me refiero,
por si usted no lo sabía)
aunque me cueste sudores
y no suscite su risa
y pierda quizá el aprecio
de a quienes yo divertía

Mientras pienso, voy a hacer
un crucigrama deprisa,
si quieres jugar conmigo
puedes hacerlo, Felisa

- Dime un ave de corral,
“¿Qué te parece gallina?”

-¿Y como bestia de carga?
“Tal vez te encaje borrica

-¡Varón, y tiene seis letras!
“Para mí que es Isaías

- Azúcar disuelto en agua
“En eso estoy indecisa,
no sé si será “jarabe”,
que es de azúcar y es bebida”
- Esa palabra es muy corta
“Pues entonces, pon almíbar

- Pan con leche y rebozado
“Si es con huevo, son torrijas

- Prenda de vestir de tela
“A lo mejor es camisa

- ¡El crucigrama acabado
y el romance aún en capilla!,
lo tendré que hacer mañana
si alguna musa me inspira
y me susurra al oído
como hace tiempo solía.

3 comentarios:

jano dijo...

Gulliver: Sencillamente genial.
¡Jolina con el monsieur! que le ha metido en tal camisa, y no precisamente de once varas, elaborando unos postres para una burra y una gallina, con la ayuda de Felisa para que los coma Isaías.
¡Muy bueno!

Neo... dijo...

A sus pies, maese Gulliver

Gulliver dijo...

Muchas gracias a los dos.
Disfruto asomándome a la maison de Monsieur, aunque es algo que impone mucho respeto