domingo, 1 de marzo de 2015

Manolito el Pollero





Manuel Fernández Sanz -Manolito el Pollero- no escribió nunca un libro de poesías, pero nos ha dejado, sin embargo alguno de los más bellos versos de la poesía española del siglo XX.

Escribía sus poemas en los bares, en trozos de papel y servilletas que sus amigos fueron recogiendo, por lo que algunos de ellos han podido llegar hasta nosotros. Su único libro es una edición póstuma realizada por Camilo José Cela en sus Papeles de Son Armadans, El libro se llama “Silva, grillera y cigarral de Manolito el Pollero".

Les traigo una breve reseña de este personaje realizada por el poeta, escritor y periodista Manuel Alcántara (Cantigas de amigo)

Manuel Fernández Sanz debía su alias a una tienda de “Aves y Huevos” heredada de sus mayores, quizás la más antigua de Madrid. Sólo trabajó en ella durante tres días, en un apretón de Navidad. Manolo no trabajaba: vivía. Un poco a tumba abierta y sin cuidarse de nada, pero con mucho cuidado. Era un tipo popular, lleno de gracia y de melancolía, orondo, irónico y tierno. Se dio a conocer en una tertulia literaria de aquella época, en el histórico “Café Pombo”, donde se reunían muchos escritores. Estaba él en una mesa contigua, quizá con una copa de más o acaso con las copas suficientes, cuando intervino en la conversación:

- De todos los que estamos aquí, el único que vive de la pluma soy yo, que tengo una pollería".


Alfonso Ussía dice de él que era "el más fino y delicado niño poeta de los bares y tertulias madrileñas, glotón y beodo, invitador y caprichoso".


Disfruten, si no la conocen, de esta maravillosa copla de Manolito el Pollero

Cuando con los demás niños
de niño jugabas tú
¿sabías o no sabías
que eras el Niño Jesús? 


P.S.- He localizado una continuación de esta copla, atribuida también a Manolito el Pollero, aunque no tengo seguridad completa. La transcribo:


Hoy que dormido te veo
tan ajeno a vida y cruz
mi Rey Niño, he sospechado
que no sabías aún
cuando eras niño del todo
que eras el Niño Jesús

No hay comentarios: