miércoles, 16 de noviembre de 2011

Seguimos en campaña electoral


Me he tomado media docena de aspirinas, pero no se me pasa la fiebre iconoclasta.

Urnas electorales

Fosas comunes en las que se entierran los restos de la soberanía popular

3 comentarios:

Old Nick dijo...

Como su Nombre Indica Es un Envase,
Útil para Guardar lo que se Quiera.
Lo Mismo la Ceniza Volátil, Puñetera
o Papeletas de Cualquier Timo y Clase.
Muro de Cuernos,Como el de los Judíos,
En Ella se Descuernan Sueño y Bríos...

Saludos. Que os Mejoréis Amigo Gulliver, Que ya Sabéis que Al Final,
"No Hay Plazo que no Llegue
Ni Deuda que no se Pague"

Un Brindis por El Final de los Tiempos DEL TIMO
y
¡¡RIAU RIAU!!

jano dijo...

Anímese, querido Gulliver, que sólo quedan cuatro días; y cuide su estómago del efecto gastroerosivo del ácido acetil salicílico porque necesitará tener en forma su órgano de la digestión, teniendo en cuenta lo que deberemos tragar y digerir después de las elecciones, gane quién gane: auténticas ruedas de molino y sin bálsamo de Fierabrás.
Deposite su estómago en la urna junto a la reflexión-seguramente sabia-reflejada en la papeleta y...¡Buen provecho, amigo!
Saludos a todos.

Gulliver dijo...

Esto sólo se me cura el 21, amigos y me temo que los síntomas que manifiesto pueden acentuarse en cuanto se aproxime el fin de semana

Un saludo