domingo, 15 de abril de 2012

Crisis? What crisis?

2 comentarios:

jano dijo...

¡Geeenniiiiaaaaallllll! amigo Gulliver, me he reído tanto como con el viejo número de Tip y Coll acerca de cómo llenar un vaso, pero en esta ocasión la cosa va más en serio: nos están desplumando poco a poco y pretenden que pongamos buena cara, mientras España no remonta a pesar del sacrificio de los españoles; Die Führerin y el Sire nos aprietan más el cinturón y nos echan a los "tiburones financieros" como carnaza para distraer la atención de los depredadores, mientras ellos se guarecen en el burladero de Europa.
Mientras tanto, Mariano nos sirve con cuentagotas los sacrificios sin explicar nada, huyendo por la puerta del garaje de Las Cortes para no dar explicaciones, y el Rey se va a cazar elefantes a África, regresando urgentemente a España por fractura de cadera, mientras su nieto Froilán se "debate entre la vida y la muerte" en la clínica Ruber, tras una supuesta perdigonada en un pié, como si quisiera librarse de la "Mili".
Pues bien, yo estoy entre retirarme al Caribe con mis ahorros y vivir de la pesca de gambusinos, o volarme de una perdigonada los cataplines para ver si así me retiran con una incapacidad permanente absoluta y no currar ni pagar impuestos. Me temo que la segunda opción no será válida porque ¿a quién le importan mis cataplines mientras pueda seguir trabajando y pagando impuestos?
Antes España era un país para comérselo; ahora, es un país que te come lentamente sin apenas cocinarte: ¡Me voy con los caníbales caribeños, que saben cocinar mejor un cuerpo humano!
Un saludo cordial con humor.

Gulliver dijo...

Me alegro de que le haya gustado. Ya que ha mentado al Rey y a su nieto más borbón, Froilán (que promete darnos días de gloria), me animo a dejarle en la siguiente entrada una broma que circula por la red y que tiene mucha gracia. Un saludo