jueves, 15 de octubre de 2015

Usa tu libre albedrío, Willy






Les traigo una colaboración que acabo de publicar en el blog de mi querido amigo D. Epicuro Marcial


Si quieres, Willy, defeca,
en taza, o en palangana,
en Caracas, o en La Habana,
en tu casa, o en La Meca.
Hazla blanda, dura o seca,
solitaria, o en comuna,
suelta una bosta vacuna
o mierda más consistente,
caga en frío, o en caliente,
hazlo solo o con alguna

Caga un enorme chorizo,
compártelo, si te place,
sube a twitter un enlace,
pon:Willy, el zurullo fizo.
Tus heces yo no hostilizo,
más escucha esto, Toledo,
¡no defeques en mi Credo,
ni te cagues en mi Madre!,
si gustas ...¡hazlo en tu padre!,
pues el mío, te lo vedo

7 comentarios:

Tannhäuser dijo...

Ya se lo he dicho allí, en El Jardín de las Delicias, pero se lo repito, con mucho gusto: las décimas (estas dos y la tercera), le han salido pluscuamperfectas. Además de graciosísimas. Enhorabuena.

Abrazo gordo.

Old Nick dijo...

Juajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuaaaa
Y Plasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplas
Sobran Mas Cometarios.
Un Brindis Por La LIMPIEZA TOTAL
y
¡¡RIAU RIAU!!

Gulliver dijo...

Gracias por su afecto, queridos amigos. Brindo con ustedes por que desaparezca de una vez tanta cagarruta intelectual.
Abrazos gordos a ambos

Emocionado dijo...

Querido amigo te felicito por tu rima te ha salido redonda y espero que el Sr Toledo tome Fortasec porque tanta cagada tiene que ser patologica

Hipatia dijo...

Lo q hacen algunos por creerse valientes y especiales. En mi pueblo los llamabamos "faltones".
Bonita rima, para compensar tanta m.

Epicuro Marcial dijo...

Vuelvo a leerlo y vuelvo a reírme, amigo mío. A ver si con estas risas se me termina de quitar el trancazo que vengo arrastrando. Ojalá con estos trompazos rimados se le quitara al cagoncete caribeño las ganas de defecar sobre lo sagrado. Habría que sentar a ese inmundo tafanario en una silla eléctrica, y no tanto en el retrete.
Un fuerte abrazo, querido Gulliver. Sigamos sin desfallecer, que hay mucha basura que barrer...

Gulliver dijo...

Cuídese el trancazo, amigo Epicuro. Me temo que Willy no tiene remedio. En la escala de tontos que elaborara hace ya unos cuantos años el gran Jaime Campmany, ocupan lugar de honor los tontos con balcones a la calle, y dentro de éstos, prevalecen los que poseen balcones en esquina, ya que dan al mismo tiempo a dos calles y chaflán.
Pues bien, este Willy es tonto con balcones en esquina a la Avenida del Che Guevara, en confluencia con el Paseo del Comandante Chávez.
Dª Hipatia, muchas gracias por la visita a esta su casa.
Querido amigo Javier, un abrazo grande