martes, 23 de junio de 2015

Entre el jabón y la cera. Décimas a Albert Rivera




(Para Clara)

Me gustas, Albert Rivera,
la verdad es que me eres grato
quizás por ser tan sensato,
un tipo que no se altera.
Tu equilibrio me libera,
tu mensaje suena a fresco,
mas vigila el pintoresco
personal que te ha llegado,
mucho hay de renegado,
su descaro es gigantesco.


Te veo un poco difuso,
concreta más tu programa,
hay en él mucha amalgama
y algún punto que es confuso.
De la argucia no hagas uso,
no seas equidistante.
Tu postura diletante
abandona de una vez,
recobra tu lucidez,
sólo así serás brillante.


Haz buen uso de tu flema
denunciando el estropicio
que en su propio beneficio
nos monta la izquierda extrema.
¡Y resuelve ya el dilema!,
la bisagra es peligrosa
y, a veces, no es decorosa,
pone en peligro tu fama,
¡no termines de madama
enjoyada y licenciosa!



2 comentarios:

jano dijo...

Magnífica copla, querido GULLIVER.
La cera que arde en un corazón político joven, y el jabón de Jabugo necesario para triunfar, son malos componentes de una mezcla, difícil de tragar y de vender como creación culinaria en la restauración política. Pero también es el entrenamiento de nuestros "cachorros", que habrán de suceder a los "jacos viejos" ya conocidos y padecidos, de carnes esclerosadas por la edad y la mentira.
Un placer visitar esta casa.

Gulliver dijo...

¡Qué alegría saber de tí, amigo Jano!
Espero y deseo que pronto nos vuelvas a brindar tu variados saberes y tu bonhomía en el blog
un abrazo fuerte