jueves, 22 de diciembre de 2011

Aforismo del día



Nació, creció, obedeció y murió

4 comentarios:

Old Nick dijo...

Como La Mayoría de los Siervos y Esclavos de Alma, Amigo Gulliver-
Aprovecho el Comentaro para Felicitaros las Fiestas Navideñas y Deseraos a Vos y A Vuestra Familia, Lo Mejor, Para este Próximo 2012.

Un Cordial Saludo
y
¡¡RIAU RIAU!!

Gulliver dijo...

muchas gracias, amigo Old Nick. Feliz Navidad para usted y los suyos

jano dijo...

Voy a entrar al trapo del envite, amigo Gulliver, y me desnudaré psicológicamente hasta la indecencia:
Nací, crecí y obedecí (en el sentido lato de la palabra), pero antes de morir, no volveré a obedecer (en sentido estricto de la palabra)ni a Dios, sin antes analizar mi supuesta obediencia.
Que me pidan audiencia antes de consentir, pasado ya el ecuador de la vida, y habré de asentir o no: ley de vida con el sí o con el nó,que no somos siervos de la gleba.
Felicidades.

Gulliver dijo...

La ventaja de pasar el ecuador de la vida es que uno pierde muchos de los complejos que han lastrado su vida hasta entonces.

La madurez nos hace más libres.

Un fuerte abrazo, amigo Jano