miércoles, 9 de marzo de 2011

No quedan días de verano

Chema Montañés versiona a ritmo de jota el conocido éxito de Amaral.

6 comentarios:

Monsieur de Sans-Foy dijo...

Adolf Hitler hubiera exigido la castración inmediata del cantante. Yo, más comedido, le condenaría al estudio de Palestrina en un aislado monasterio.
Pero, si vuelve a las andadas, lo castro yo mismo.

Saludos cordiales

Gulliver dijo...

No se queje, Monsieur. Usted no ha escuchado la versión del hit de Nena Daconte "Tenía tanto que "date"" que "canta" este mismo personaje.

jano dijo...

D. Gulliver: No le haga caso a Monsieur.
Dudo mucho que convirtiendo al intérprete en un castrati y a esas alturas de la vida, mejoraría mucho su voz de paisanón mañico.
Recuerdo mi época de estudiante de medicina, en sexto curso y en la asignatura de endocrinología, que había unos apuntes buenísimos, corregidos por el profesor, que en el tema del hipogonadismo decían:
"En la pubertad, el hipogonadismo se trata con una inyección IM de hormona masculina (Testosvirón) mensual (no os hagaís ilusiones, no funciona después de esta edad).
Tampoco funciona el cambio de voz, cuando está desarrollada la laringe, y no podemos convertir al cantante en un tenor contralto y menos de tal categoría
El paisano está estupendo en la jotica con su voz cascada pero certera en la nota: a tempo y a tono.
Un saludo, amigo.

Bate dijo...

No escuchaba nada tan Heavy desde el "Toda" de Jesulín.

Bate dijo...

Pido permiso para subirlo a mi blog, Gulliver.

Gulliver dijo...

Me parece fenomenal. Supongo que Chema Montañés estará encantado con la difusión de su "hit".

Me alegro de que le haya gustado. Tiene un punto bestial de sorna aragonesa. Para mí sólo sobra el alarido final. Desmerece el conjunto.